Capturando al Asesino

Dibujo

Anteriormente le había comentado que los asesinos en serie presentaban un golpe en la parte frontal de la cabeza. Quisiera profundizar un poco mas en eso, además de plantearles también la posibilidad de admirar el trabajo que debe realizar un policía para la captura de un criminal de este tipo por eso a continuación lo expondremos con detalle.

Un asesino serial continúa matando hasta que sucede una de estas cuatro cosas: Es atrapado, muere, se suicida o se cansa. Obviamente una vez que las autoridades determinan que una cadena de asesinatos puede ser atribuida a una persona, el objetivo es capturarlo tan pronto como sea posible. ¿Pero cómo se las arreglan? ¿Cómo son atrapados los asesinos seriales?

 

Después de cualquier homicidio, investigar la escena del crimen y realizar una autopsia son operaciones de rigor que las autoridades realizan en un intento por resolver el crimen. Una vez que toda esta información ha sido colectada, puede ser introducida en una base de datos global que, en los Estados Unidos, es coordinada por el FBI como parte del ViCAP (Violent Criminal Apprehension Program). Este programa de computadora puede ayudar a determinar los patrones (o firmas) que enlazan diversos homicidios.

De acuerdo con el profiler del FBI John Douglas, una firma es un ritual, algo que el sujeto hace no intencionalmente para obtener una satisfacción de tipo emocional, algo que no es necesario para perpetrar el crimen. Algunos asesinos seriales acomodan a sus víctimas en cierta pose o la dejan en determinado lugar después de haberla matado. Otra firma puede ser el método de tortura o de mutilación que utilizan. Es lo que el asesino hace para cumplir sus fantasías, y eso puede decirle a los investigadores mucho sobre su personalidad.

Los investigadores también analizan el MO, o modus operandi del crimen. El modus operandi refleja aquellas cosas que el asesino tiene que hacer para cometer el crimen. Esto incluye todo desde la forma de atraer a su víctima, inmovilizarla hasta la forma en que comete el asesinato. El MO de un asesino en serie puede cambiar en el tiempo. Esencialmente, aprende de sus errores del pasado y mejora con el tiempo.

 

Para algunas personas, la única forma de explicar el asesinato serial es decir que los asesinos seriales están locos. Algunos asesinos seriales han intentado argumentar en sus juicios que “no son culpables debido a insania [locura]” como una forma de defensa, pero ¿todos ellos están locos, o tienen una enfermedad mental? De acuerdo con la ley de los Estados Unidos, la defensa por insania significa que “en el momento en que se cometieron los actos que constituyen la ofensa, el defendido, como resultado de una enfermedad mental severa o defecto, era incapaz de entender la naturaleza y calidad o lo incorrecto de su acto. De otra forma, la enfermedad o defecto mental no constituyen una defensa”.

Básicamente, un asesino serial que argumenta no ser culpable por insania debe probar que no diferenciaba entre lo correcto y lo incorrecto en el momento de cometer el asesinato. Pero puede ser difícil probar que él realmente no entendía que sus acciones podrían ocasionar la muerte de sus víctimas. Sólo dos asesinos seriales han argumentado insania exitosamente en sus juicios. John Douglas, durante mucho tiempo jefe de la Unidad de Apoyo a la Investigación del FBI, cree que los asesinos seriales “no tienen ningún problema entendiendo lo que significa la muerte, y que ellos tienen el poder de matar”.

Algunos asesinos seriales han sido diagnosticados por psicólogos y psiquiatras como psicópatas. El término oficial en el Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales, cuarta edición (DSM-IV) es Trastorno Antisocial de la Personalidad. De acuerdo con el DSM-IV, una persona con dicho padecimiento sigue un patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás y que ocurre desde la edad de 15 años. Este patrón incluye siete factores (tres de ellos deben cumplirse para realizar el diagnóstico), tales como “falla en adaptarse a las reglas sociales”, “irritabilidad y agresividad” y “carencia de remordimientos”. Los psicópatas no están locos. Pueden diferenciar lo correcto de lo incorrecto. Pero este diagnóstico puede explicar parte de su comportamiento durante sus ciclos de asesinatos.

Algunos investigadores teorizan que los asesinos seriales tienen daño cerebral o alguna otra anormalidad biológica que contribuye a sus acciones delictivas. El daño en áreas como el lóbulo frontal, el hipotálamo y el sistema límbico pueden contribuir a la agresividad extrema, pérdida de control, pérdida de la capacidad de juicio y violencia. Henry Lee Lucas, quien fue condenado por 11 asesinatos, mostraba un severo daño cerebral en esas áreas, probablemente como resultado de abuso infantil, malnutrición y alcoholismo. Arthur Shawcross, otro asesino de 11 personas, tenía severas lesiones cerebrales, incluyendo dos fracturas craneales. Mientras estaba en prisión, sufría de jaquecas y frecuentes pérdidas del conocimiento. Boby Joe Long, condenado por nueve asesinatos, dijo en algún momento: “Después de mi muerte, abrirán mi cabeza y hallarán que tal como hemos estado diciendo, una parte de mi cerebro está negra y seca y muerta

1 comentario »

  1. AlucardGhost Said:

    Un buen Resumen


{ RSS feed for comments on this post} · { TrackBack URI }

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: